¿Que se acabó la crisis?

En la Reserva Federal (Banco Central de Estados Unidos) se debaten en la disyuntiva de subir las tasas de interés interbancario, pero le tienen miedo a la inflación. Hay muchas dudas por las señales de la economía de que hay un respiradero en la crisis global.

Existen tantos temores que algunos piensan en que es tiempo de recoger una parte del dinero entregado a los grandes bancos y empresas para evitar su quiebra, mientras miles de ciudadanos ven embargadas sus casas y otros miles quedan sin empleo.

Y el problema no solo radica en Estados Unidos. La Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea, reportó 80 millones de pobres y cerca de 17 millones de niños indigentes en las calles de sus opulentas ciudades, llenas de tiendas que exhiben rutilantes mercancías que no están al alcance de los 23 millones de desempleados, la mayoría jóvenes.


En los antiguos países socialistas de Europa del Este la situación adquiere ribetes de tragedia. Este fin de semana pasado el gobierno francés pagó caro en las urnas

las consecuencias de la crisis, pues el partido del presidente Nicolás Sarkozy perdió la primera vuelta de las elecciones regionales. La gente le pasa la cuenta de las vicisitudes que viven tras par de décadas de neoliberalismo.

Los requisitos “inviolables” de la Unión Europea, mantener un déficit fiscal por debajo del cuatro por ciento, son franqueados alegremente por los países meridionales, y Grecia, Italia, España y Portugal no encuentran la forma de llenar el hueco de alrededor del 10 por ciento que tienen sus presupuestos.

Por cierto, Estados Unidos no puede levantar mucho la voz en este aspecto, pues su déficit fiscal anda en viaje sideral fuera de nuestra galaxia y todavía en el Capitolio están tratando de domar las excesivas libertades especulativas de Wall Street, pero hay que ver si lo consiguen.

Añadamos el condimento que el crecimiento económico del cinco por ciento del último trimestre del año pasado acaba de sufrir un frenazo de emergencia y que el desempleo se mantiene en sus trece, más o menos en 14 millones de personas.

Entonces, señores, ¿en qué quedamos? De verdad alguien cree que se acabó la crisis global del capitalismo neoliberal?

Joaquín M. Rivery Tur

Extraído de Radio Rebelde.

~ por LaBanderaNegra en marzo 22, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: