¿A la UE le hace falta EEUU o al revés?

En abril la canciller Angela Merkel irá a Washington para asistir a una cumbre sobre la seguridad nuclear. En esta ocasión la jefa del gabinete, según se comunica, tratará de persuadir al presidente Barack Obama de que Alemania sea una aliada atlantista segura. ¿A qué se debe la necesidad de demostrar lo que es un axioma?

En EEUU, en el rotativo Der Zeit el conocido político y publicista alemán Christoph Bertram, escribió: “aumentan la impaciencia y las dudas de si sean seguros los aliados en Europa, incluida Alemania, frente a los desafíos que encara EEUU”. Esta opinión la confirma el jefe del Pentágono Robert Gates que declaró el otro día: “La mayor parte de la ciudadanía, igual que la clase política de Europa, ven con repugnancia el uso de la fuerza militar y los riesgos que de ello deriven”. Lo que en el siglo XX era considerado bendición, en el XXI se erigió en impedimento en la consecución de la seguridad y una paz duradera”.


El político experimentado Bertram recomienda a los europeos abandonar sus ilusiones en cuanto a la posibilidad de articular relaciones especiales con EEUU por separado. Hace falta iniciar cuanto antes una política exterior coordinada en vez de apoyar lánguidamente los planes norteamericanos. Se aduce asimismo la conclusión del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores: “Hasta ahora los estados europeos no están en condiciones de librarse de las opiniones, la conducta y la estrategia elaboradas durante decenios de la hegemonía norteamericana.

Para no desilusionar a la fuerza hegemónica transatlántica Bertram da el siguiente consejo a Angela Merkel: “No hay que olvidar nunca que Alemania y Europa tienen más necesidad de ser reconocidas por Norteamérica y no al revés”. Suena no muy lógico porque dos párrafos más arriba el político recomienda a los europeos no olvidar que para Obama cualquier colaboración es vista bajo un solo ángulo de observación: si da algo a Norteamérica o no. Si dan tales relaciones algo a los aliados de EEUU: tal interrogante en Washington, al parecer, a nadie viene a la mente.

Y en cuanto a quién hace falta más a quién, pediremos el parecer del connotado diplomático e historiador ruso Valentín Falin.
“Lo que aconseja el consultor a Merkel, es una paráfrasis de lo que antaño emitió Reagan. Dijo así: EEUU se encuentra en Europa no para defender a los europeos sino para defender los intereses de EEUU. Si aceptarlo como lo debido, Europa, me parece, se perderá en este sentido. En los próximos tiempos Europa en lo económico y en lo político y, de seguro, en los demás sentidos no cederá en nada al aspirante al dominio mundial. Ella ha de tener un voto pleno y de mucho peso en los asuntos internacionales. Y partir de que le hace falta a EEUU no en grado menor que EEUU a ella”.

Entre las referencias de lectores en Internet predominan tales criterios: queremos respaldar los proyectos europeos, no los norteamericanos, no somos vasallos, tenemos nuestros propios intereses. Es hora de que EEUU comprendan: los aliados no crecen en árboles. Y, por fin, se emitió una idea bien herética. ¿Enfriamiento de relaciones con EEUU? Tanto mejor para la UE. Los europeos, al dejar de arrastrarse, podrían mejorar sus relaciones con Rusia, China, India…

Extraído de La Voz de Rusia.

~ por LaBanderaNegra en marzo 20, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: