¿Por qué EE.UU. no quiere un nuevo tratado de seguridad europea?

EEUU no ve necesidad de concertar un nuevo tratado de seguridad europea. Esta posición fue confirmada el lunes por la secretaria de Estado Hillary Clinton, al pronunciar un discurso en Washington dedicada al futuro de la alianza del Atlántico Norte.

Recordó que el gobierno ruso promovió propuestas relativas al nuevo tratado de seguridad europea y al nuevo tratado OTAN-Rusia. Consideramos que algunas propuestas rusas tienen ideas constructivas y saludamos la posibilidad de una seria colaboración con Rusia en esta importante cuestión, puntualizó la jefa de la diplomacia estadounidense. Sin embargo, EEUU no ve necesidad de un nuevo tratado de seguridad europea y estima que los problemas de la seguridad europea deben ser discutidos en las estructuras existentes, caso de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y el Consejo Rusia-OTAN. Ahora bien, ¿Por qué EEUU ocupan tal postura en tanto que en Europa muchos han llegado ya a la conclusión de que los mecanismos existentes de seguridad internacional no funcionan? A esta pregunta responde a nuestra emisora la experta Elena Ponomariova:


Para la parte norteamericana es una línea de reflexiones bien comprensible y conveniente. Actualmente ellos controlan por entero la situación tanto en Europa como en Asia y en el mundo entero. ¿Para qué tienen que cambiar esto? Digamos, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa es una estructura a través de la que los norteamericanos pueden promover con facilidad su decisión. La “Gran Europa” es aquella estructura que también permite proteger sus intereses, antes que nada por medio de los nuevos países que pasaron a integrar la Unión Europea. Se trata de las repúblicas bálticas, Polonia, Eslovenia, Croacia, que siguen siendo un tapón entre Rusia y Europa Oeste, dice Elena Ponomariova. Al propio tiempo no se puede menos de reaccionar a las propuestas que vienen de la parte rusa. De esta surte resulta que EEUU, al parecer, está lista para escuchar nuestra opinión, pero no tomará decisiones de fondo. Ante tal postura, nos queda una sola salida: continuar las conversaciones con los norteamericanos y los europeos, y, a la vez, fortificar nuestro flanco oriental. Es preciso crear un trampolín más importante para nuestra geopolítica y la política económica en el espacio de la antigua Unión Soviética. Me refiero al fortalecimiento de nuestra Unión con Bielorrusia, el cambio de las relaciones con Ucrania y la plena reorganización de relaciones en el marco de la Comunidad de Estados independientes, concluyó la experta Elena Ponomariova.

Extraído de La Voz de Rusia.

~ por LaBanderaNegra en febrero 24, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: