El Parlamento británico, un nido de buitres

Diputados británicos deberán devolver suma millonaria malversada

Alrededor de 350 parlamentarios deberán rembolsar más de un millón de euros por sus excesivos gastos registrados entre 2004 y 2008, indica una auditoría realizada por Thomas Legg, alto funcionario del ministerio británico de Hacienda.

Estos abusivos consumos, protagonizados por más de la mitad de los diputados británicos, fueron denunciados por la prensa a mediados del año pasado, lo que causó un gran escándalo político que también alcanzó al primer ministro Gordon Brown, quien fue obligado a devolver cerca de 13 mil euros.

El primer ministro británico encabeza la lista de altos funcionarios del gobierno implicados en este escándalo de corrupción, donde uno de los casos más llamativos es el de Barbara Follet, ministra de Turismo, que cargó al Estado 28 mil euros en seguridad privada porque se sentía insegura en Soho, lugar donde tiene su segunda residencia.


Dentro del listado de gastos polémicos sobresalen por su jerarquía, Jack Straw, ministro de Justicia; el canciller David Miliband y Alistair Darling, titular del Tesoro, quien cambió cuatro veces, en igual número de años, la designación oficial de su segunda vivienda para reformar con dinero público cada una de sus propiedades.

Legg, encargado de investigar el despilfarro del Parlamento, tiene previsto presentar hoy un informe que, según la prensa británica, devastará la reputación de los diputados y criticará “la cultura de la diferencia creada en la clase política”.

En este documento que Legg ha llamado “la lista de la lavandería”, en referencia a algunos de los abusos realizados por los políticos, se expone al detalle los desembolsos de cada parlamentario y de algunos miembros del Gobierno.

Expertos refieren que algunos de los reintegros solicitados por Legg no tienen base legal porque se refieren a presupuestos autorizados por funcionarios del Parlamento. No obstante, los partidos exigieron a los diputados la devolución del dinero dada la sensibilidad de este tema a la hora de los electores votar.

El pasado año, The Daily Telegraph destapó la caja de Pandora al publicar una serie de reportajes que ofrecían pruebas de cómo los políticos británicos abusan del sistema de gastos públicos para redondear su sueldo. Este escándalo desencadenó varias renuncias en el gabinete ministerial.

Extraído de Prensa Latina.

~ por LaBanderaNegra en febrero 5, 2010.

Una respuesta to “El Parlamento británico, un nido de buitres”

  1. Aqi xq no tienen cojones de investigar y se van tapando las vergüenzas los unos a los otros q sino sería pa caerse de espaldas.
    No son más q chusma neoliberal q inunda Europa entera con su inmoralidad y su negligencia. Desde Portugal a Rusia y Escandinavia a Grecia es el mismo biotipo de reptil parlamentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: