Se triplica el porcentaje de familias españolas con problemas para pagar sus deudas

El 6,2% de los españoles reconoce que pasa apuros para devolver los créditos, según la encuesta de FRS Grupo Inmark que evidencia una caída en picado de la confianza en el sistema financiero.

El porcentaje de españoles que reconoce tener problemas para pagar sus créditos a las entidades financieras se ha casi triplicado en un año, pasando del 2,2% de 2008 hasta el 6,2% actual. Este porcentaje se incrementa en función del número de productos de financiación que se tienen contratados, llegando hasta el 22,2% entre aquellos que deben devolver cuatro o más préstamos, según la última encuesta de FRS Grupo Inmark sobre el Comportamiento Financiero de los Particulares y relativa a la primera mitad de 2009. La encuesta es utilizada por las principales entidades financieras españolas para evaluar su posicionamiento en el mercado y las tendencias del sector.

El empeoramiento de la percepción que las familias tienen sobre su salud financiera se refleja en la evolución de la morosidad bancaria que, desde principios de 2008 hasta mediados de 2009 se ha disparado 3,5 puntos porcentuales, hasta situarse en el 5% en octubre.


Hipotecas y viajes

Entre los particulares que tienen contratado un solo préstamo, los que tienen hipoteca encuentran más dificultades para cumplir frente a los que tienen un préstamo personal. La explicación está en que, normalmente, las cuotas de las hipotecas son más elevadas que las de los préstamos al consumo. Los mayores problemas se concentran en el tramo de quienes formalizaron su hipoteca hace entre cinco y diez años (un 6,8%).

Sin embargo, los datos de morosidad demuestran que, más allá de esta percepción subjetiva de dificultad, los españoles dejan de pagar cualquier otro crédito antes que la hipoteca de su casa. De hecho, según los últimos datos del Banco de España, relativos a junio, la morosidad de los créditos para la adquisición de bienes de consumo duradero era del 7,6%, mientras que la hipotecaria para adquisición de vivienda se limitaba al 3%.

Entre los clientes de préstamos al consumo, los que tienen más problemas son los que contrataron este producto para financiar viajes y vacaciones, según Inmark. En 2008, antes de que la crisis económica se manifestara en España con tanta virulencia, sobre todo del lado del desempleo, nadie admitía tener problemas para pagar este tipo de crédito. De hecho, la mayoría de los españoles (un 54,7%) asegura que su “posición económica personal y familiar” ha empeorado a raíz de la crisis.

A su vez, los múltiples escándalos financieros que se han desatado en el último periodo, desde la quiebra de Lehman Brothers, al estallido de la pirámide de Madoff, han dañado la imagen de la banca antes los ojos de los españoles. Un 55,1% afirma que su confianza en el sistema financiero ha empeorado y el nivel de satisfacción de los clientes ha bajado al mínimo de los últimos nueve años, cuando Inmark empezó a realizar su encuesta. A pesar de todo esto, los clientes se mantienen fieles a su entidad financiera de referencia. El ránking de penetración de entidades entre particulares que elabora Inmark se ha mantenido casi sin variaciones desde 2008, al menos en los puestos principales (ver gráfico).

Deuda hipotecaria

Por otro lado, la deuda hipotecaria de las familias registró en octubre el menos crecimiento de su historia, con un 0,1%, según datos del Banco de España. Los créditos al consumo cayeron un 1,2%.

Michela Romani

Extraído de Expansión.

~ por LaBanderaNegra en diciembre 21, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: