Sobre las relaciones entre Irán y EE.UU.

El ministro de asuntos exteriores de la RI de Irán, Manuchehr Mottaki, en un rueda de prensa conjunta con su homologo de Senegal declaró que los asuntos entre Irán y EE.UU. son cuestiones ligadas con políticas pretéritas y la actitud de la Casa Blanca ante Irán, por eso no se puede esperar un cambio de la situación actual si no varían las políticas erróneas de mandatarios estadounidenses.

El titular de exteriores de Irán en esta conferencia de prensa pidió un cambio en las políticas de EE.UU. e hizo hincapié en la necesidad de hacer realidad las palabras pronunciadas por EEUU.

Las relaciones entre Irán y EE.UU. se han visto perjudicadas por las antiguas hostilidades de este país con el pueblo iraní, todavía vigentes, por ello no se puede esperar que, basándose en meras palabras sobre cambios en las políticas de EE.UU., se vean mejoras considerables en la actitud del gobierno de la Casa Blanca ante Irán.


El gobierno de Obama, en bonitas declaraciones, hace hincapié en solucionar los problemas y reanudar nuevos vínculos con Irán; platea así mismo posiciones y cuestiones al respecto, pero las posturas anunciadas no serán fiables y seguras hasta que no se ejecuten cambios en sus previas gestiones.

El presidente norteamericano, recientemente en un comunicado con motivo del 30 aniversario de la toma de la embajada de EE.UU. en Teherán, nido de espionaje, instó a olvidar los pasados problemas bilaterales y solicitó el reinicio de nuevas relaciones entre Teherán y Washington, pero estas posturas siempre han ido acompañadas de un actitud de doble rasero a la hora de lanzar nuevas acusaciones y alegaciones contra la RI de Irán.

Obama alegó que su gobierno no interviene en los asuntos internos de Irán, y confesó que Washington reconoce el derecho de Irán de usar la energía pacifica nuclear, pero el mismo presidente y la secretaria de estado de EE.UU. Hilary Clinton, en entrevistas por separado declararon que la posposición de la respuesta iraní a las recientes propuestas planteadas en Viena sobre el suministro de combustible para sus reactores, deviene de los problemas internos del país persa: así insistieron en justificar la desconfianza de Irán ante el occidente.

Cabe recordar que previamente Obama había hablado sobre compensar los errores de EE.UU. ante Irán, y estas declaraciones se contradicen con la actuación de los gobernadores norteamericanos. Actos como la designación de 55 millones de dólares para ampliar un estado leve de guerra contra Irán y acusaciones contra Irán de apoyar el terrorismo.

De hecho, tal como el líder supremo de la revolución islámica en su encuentro con los universitarios iraníes declaró, en este periodo todos los hechos del gobierno de EE.UU. contravienen sus dichos.

Extraído de IRIB.

~ por LaBanderaNegra en noviembre 13, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: