La «OTAN rusa» enseña músculo en las maniobras militares en Kazajstán

Los presidentes de Rusia, Kazajstán, Armenia, Tayikistán y Kirguistán asistieron ayer en Matybulak, en el sur kazajo, a las primeras grandes maniobras militares de la fuerza de reacción rápida creada recientemente por la ODKB, alianza conocida como la «OTAN rusa».

Unos 7.000 hombres, 120 tanques, más de 200 acorazados y y 90 aviones y helicópteros participaron en los ejercicios que ayer se desarrollaron bajo la atenta mirada del presidente ruso, Dmitri Medvedev, y sus cuatro homólogos, quienes observaron las maniobras con prismáticos y a través de pantallas, sonriendo y ataviados con los uniformes de camuflaje especialmente diseñados por Rusia para este nuevo cuerpo.

Durante dos semanas, los soldados de cinco de los siete países que integran la ODKB simularon toda clase de combates, escaramuzas e intervenciones urgentes en un remoto y árido valle del sur de Kazajstán.


Rusia aspira a que la Fuerza de Reacción Rápida consolide y ayude a superar las divisiones en el seno de la ODKB, alianza dominada por Moscú que pretende ser el contrapeso a la OTAN y de la que forman parte, además, Bielorrusia y Uzbekistán. Estos dos países se negaron en junio a firmar los documentos fundacionales de la Fuerza de Reacción Rápida y no participaron en las maniobras. Sin embargo, el ministro bielorruso de Defensa, que presenció los ejercicios, dijo que su país estaría dispuesto a rubricar el acuerdo y Uzbekistán no descarta hacerlo más adelante.

Aunque el diario ruso «Nezavissimaya Gazeta» publicó ayer que esta fuerza de intervención se encuentra aún «en fase embrionaria» y que su misión está «poco clara», el presidente kazajo, Nursultán Nazarbayev, declaró que su misión es luchar contra «las agresiones de los extremistas religiosos, los terroristas y los traficantes de drogas». El secretario general de la ODKB, Nikolai Bordiuja, explicó que podría intervenir en ataques como los que sufrió Mumbai en noviembre de 2008.

Los analistas, por su parte, estiman que el objetivo es crear una fuerza semejante a la OTAN y reforzar la influencia rusa en la región.

Los ejercicios de ayer incluyeron secuencias de batallas, con artillería pesada incluida. En una de ellas, los militares interceptaron a un grupo de hombres a caballo, simulando una operación contra traficantes de droga afganos. En otra, paracaidistas liberaron a un grupo de «rehenes» durante un simulacro de un ataque a una planta petroquímica.

Extraído de GARA.

~ por LaBanderaNegra en octubre 18, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: