Crear tres frentes

¿Qué curso tomará la administración Obama en política exterior? ¿Imitará al ex presidente John F. Kennedy cuando continuó con la política de Dwight Eisenhower y en abril de 1961 se embarcó en el fracaso (derrota para Estados Unidos) de la invasión a Cuba? ¿O imitará a Lyndon Johnson y se embarcará en otra intervención como la de Vietnam, catastrófica, principalmente para los vietnamitas en términos de vidas perdidas, mutiladas y el país destruido físicamente, pero también de miles de vidas perdidas para Estados Unidos?
Hasta ahora, Barack Obama, su administración, asesores, congresistas, los medios de comunicación y, en fin, el Wáshington oficial, no parecen haber aprendido lección alguna.

Irak continúa ocupado por más de 100,000 tropas estadounidenses y, en unas semanas, habrán aproximadamente otras 68,000 tropas de ocupación en Afganistán. Se anuncia que el principal comandante estadounidense en Afganistán, general Stanley A. McChrystal, está solicitando 40,000 soldados adicionales. Eso significaría 100,000 tropas de ocupación estadounidenses en Afganistán, casi el mismo número que las que hay en Irak.


Gran parte del apoyo electoral a Obama estuvo montado en la premisa de que se retirarían las tropas de Irak. Obama había señalado su intención de intensificar la presencia en Afganistán. Se podía sospechar que la intención era traspasar a Afganistán las tropas que se retiraran de Irak. Pero lo que está ocurriendo es algo peor. Lo poco que se ha retirado de Irak no tiene proporción con el aumento en Afganistán.

Al igual que hace medio siglo en Vietnam, los jefes militares no conocen límite. Ante malos resultados la respuesta siempre es la misma: más tropas.
Se puede señalar que Wáshington no solamente no aprendió nada de Vietnam, sino que tampoco ha aprendido del laberinto en que se sumergió la Unión Soviética en la década de los ochenta en esas mismas montañas de Afganistán y Gran Bretaña décadas antes.

De retirarse las tropas estadounidenses que ocupan Irak, existen dudas de la viabilidad política del actual gobierno. La situación en Afganistán se hace más difícil de día a día. Frente a esa realidad, ¿qué hace el Wáshington oficial? Pues intenta crear un tercer frente de combate. ¿Dónde? En Irán.

La hostilidad contra el gobierno de Irán va desde finales de la década de los ochenta, cuando el derrocamiento del Sha, la llegada al poder del gobierno islámico y la toma de la embajada estadounidense en Teherán por los estudiantes. Pero es en años recientes cuando la retórica se ha tornado más amenazadora y belicosa, pues se menciona con insistencia la posibilidad de un ataque militar contra dicho país. Esto comienza a escucharse cada vez con mayor insistencia desde la administración de George W. Bush. El tono de la de Obama ha sido lo mismo.

¿Cuál es el supuesto razonamiento para las dos actuales intervenciones estadounidenses (Irak y Afganistán) y la amenaza de una tercera en Irán?
Según la versión de Wáshington, Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva y representaba una amenaza para el mundo entero. Como eso —y como muchos ya sabían—, resultó en una enorme mentira, el nuevo argumento de Wáshington es que, de todas formas, Irak está mejor sin Hussein, es democrático, estable y no amenaza a nadie. Las tres primeras afirmaciones no las cree la mayoría de los iraquíes.

Sencillamente, lo que ocurrió es que el eje Wáshington-Israel deseaba debilitar y derrocar al gobierno de Hussein, que era uno de los pocos gobiernos del área que no seguía obedientemente la pauta de Wáshington.

En Afganistán la razón oficial para la intervención es evitar que el Talibán asuma el poder nuevamente y que el país sea centro para el terrorismo. Se invoca constantemente los ataques del 11 de septiembre de 2001.

¿Y en Irán? Aquí, al igual que en Irak, se observa la mano de Israel. De nuevo se levanta el argumento de armas de destrucción masiva. Se argumenta cada vez con mayor insistencia que el programa nuclear iraní tiene como propósito construir armas nucleares. Los iraníes niegan tal cosa. La Comisión Internacional de Energía Nuclear, por voz de su principal dirigente, Mohamed ElBaradei, señala que no hay evidencia de que Irán desarrolle armas nucleares y que existe una “exageración” del caso. Eso mismo señalan los gobiernos de Rusia y China. Pero esto no es suficiente para Wáshington, quien continúa insistiendo, sin presentar evidencia alguna, que Irán desarrolla su programa nuclear con propósitos militares.

Un análisis de inteligencia de las propias agencias estadounidenses, publicado en 2007, señaló que si en papel hubo algún programa de armas nucleares, éste fue descontinuado. Por cierto, la publicación de tal análisis no agradó ni a Casa Blanca ni a Israel, quienes persiguen una intensificación de la campaña contra Teherán y posiblemente una justificación para un ataque militar. Lo primero es más probable que lo segundo, pues un ataque tiene muchas interrogantes y peligros.

Lo irónico es que Estados Unidos posee miles de armas nucleares e Israel es el único país en el Oriente Medio al que se le permite tener armas nucleares. Se estima que este país posee por lo menos doscientas de estas armas.

Detrás de la campaña contra Irán, usando el argumento nuclear, está la intención de Wáshington y Tel Aviv de derrocar el gobierno islámico en Teherán y con eso completar lo que lograron en Irak: destruir los gobiernos más fuertes del área y convertirlos en aliados peleles.

Lo que nubla bastante el razonamiento es por qué Wáshington insiste en abrir otro frente de conflicto, posiblemente bélico, cuando no ha podido salir de Irak y está empantanado en Afganistán.

Rafael Ruiz Garofalo

Extraído de Claridad.

~ por LaBanderaNegra en octubre 5, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: