¿Por qué España no reconoce a Kosovo?

Asuntos Exteriores esgrime cinco argumentos jurídicos y políticos para formar parte del reducido grupo de países que ha rechazado expresamente la declaración unilateral del Gobierno de Pristina.

El grupo de países que no reconoce a Kosovo desde que la provincia serbia declaró unilateralmente su independencia el 17 de febrero de 2008 ha ido adelgazando con el paso de los meses, pero España no ha movido un milímetro su posición. El propio Ministerio de Defensa ha reconocido errores en la preparación del repliegue de España de la misión de la OTAN en Kosovo (KFOR), pero la decisión es absolutamente coherente con la posición que mantiene España con respecto al último gran conflicto balcánico.

Un análisis del Real Instituto Elcano, publicado el pasado 16 de marzo, cifra en 45 los Estados que han negado expresamente la autonomía del Gobierno de Pristina. Dentro de esta categoría, España formaría parte de un subgrupo que esgrime como principal argumento que, con su declaración unilateral de independencia, Kosovo ha incumplido una larga lista de principios básicos del derecho internacional. El problema es que los países que coinciden con España en la ilegalidad del proceso—Argelia, Azerbayán, Bielorrusia, Comoros, Ecuador, Indonesia, Libia, Mali, Rusia, Eslovaquia, Sri Lanka y Tayikistán— no garantizan el éxito de esta postura.

En frente están los países que han acreditado la autonomía de Pristina, liderados por Estados Unidos —patrocinador manifiesto del proceso independentista—, Francia, Reino Unido, Alemania, Canadá, Japón, Italia —es decir, el G-7 al completo—, Suiza, Suecia, Holanda, Dinamarca, Finlandia, Turquía y Portugal, entre otros.


Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores consultadas por este periódico citan cinco motivos de peso por los que España mantiene esta negativa. Entre esos motivos no estarían razones políticas internas, pero los nacionalismos periféricos vasco y catalán han gravitado desde el principio en el tratamiento del conflicto, y en esta clave discurren los debates parlamentarios de los independentistas de ERC, por ejemplo.

Con todo, los cinco motivos que llevan a España rechazar la independencia de Kosovo son los siguientes:

1.Razones jurídicas internacionales y de respeto a las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU
La Carta de las Naciones Unidas garantiza la integridad de los estados miembros y Serbia es uno de ellos. Además, el documento fundador pide a las naciones que no intervengan en la integridad territorial de terceros países. España considera además que la declaración unilateral de Kosovo contraviene la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas del 10 de junio de 1999, aún vigente, en la que se sentaban las bases para la resolución del conflicto afirmando que en todo momento se respetaría la integridad territorial de Serbia.

2. Razones jurídicas de Derecho Interno yugoslavo
La Constitución de la República Federal Socialista de Yugoslavia de 1974 reconocía el derecho a la independencia a las repúblicas que integraban la extinta Yugoslavia, pero no reconocía este derecho a Kosovo porque era una provincia de Serbia, no un Estado. Este es el motivo, según Exteriores, que llevó a España a reconocer a Bosnia, Montenegro y Croacia, y no a Kosovo.

3. Contraviene el dictamen de la Comisión Badinter de la Comunidad Europea.
Tras el comienzo de la guerra, el Comité de Arbitraje de Badinter de la antigua Comunidad Económica Europea acordó en 1991 que cualquier acuerdo sobre los balcanes debía respetar las fronteras preexistentes a la República Federal Socialista de Yugoslavia. Europa se comprometió a no reconocer los territorios que no existieran antes de la creación de Yugoslavia, y este es el caso de Kosovo.

4. Evitar sentar un peligroso precedente.
España considera que aceptar la declaración unilateral de Kosovo sienta un peligroso precedente en el derecho internacional, y considera que las declaraciones independentistas de Osetia del Sur y Abjasia del pasado verano son causa directa de este conflicto balcánico.

5. Por razones de coherencia de tipo político.
Exteriores considera que la decisión de Pristina es incompatible con el Acuerdo de Dayton de 1995, que puso fin a la guerra de Bosnia protegiendo la diversidad étnica y cultural y también el respeto a las minorías dentro de las fronteras de la nueva república balcánica. Esta exigencia fue asumida por la Unión Europea. España considera incompatible con esta visión del problema la creación de un Estado como Kosovo, basado en la diferencia étnica.

José María Olmo

Extraído de Gaceta.

~ por LaBanderaNegra en marzo 27, 2009.

2 comentarios to “¿Por qué España no reconoce a Kosovo?”

  1. Gracias por la información

  2. Otro elemento básico, el principal en mi opinión, es que si España reconoce a Kosovo, estaría dando pie a la independencia de Cataluña o el País Vasco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: